Torla-Ordesa, un pueblo con encanto





Torla

Torla-Ordesa, localidad oscense, está situada en el Pirineo Aragonés y es uno de estos pueblos que enamora a simple vista y esconde decenas lugares bucólicos en sus inmediaciones. Es uno de los puntos de inicio, y parada obligatoria, antes de la subida al Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido del que hablaremos otro día.

El lugar donde está asentado ya suena a magia: un valle glaciar del río Ara que baja a sus pies y cuyas aguas están, literalmente heladas. En el entorno natural se pueden realizar infinidad de excursiones a lugares idílicos, deportes de aventura como el senderismo, rafting, vías ferratas o barranquismo entre otros muchos otros.

Torla

El núcleo urbano está apiñado sobre un acantilado hundido para dar paso a la carretera. El Pueblo está formado de calles empinadas, en su mayoría con pavimento de losas o cantos que le dan un toque muy especial. Algunas de estas casas sobresalen enormes y dejan ver las chimeneas típicas de la zona con balcones corridos.

Una vez en el pueblo podremos contemplar la arquitectura típica aragonesa en sus casas rodeada de paisajes espectaculares. Veamos algunas de las actividades y lugares que se pueden realizar en Torla-Ordesa.

QUE VER EN TORLA-ORDESA

Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. Si vas a Torla y no ves el Parque Nacional prometo averiguar tu correo y banearte en esta web ¡Es broma! Pero en serio, no puedes ir a Torla y no ver el parque. Es uno de los más bellos de España y su recorrido hasta la famosa Cola de Caballo está repleto de impresionantes vistas y lugares que te dejarán con la boca abierta. Habitualmente suele ser al revés, el principal reclamo es el Parque Natural y se aprovecha para ver Torla-Ordesa.

Torla

Centro de Visitantes. Este centro muestra en detalle todos los secretos del Parque Nacional de manera amena con diferentes salas de exposiciones dedicadas a los ecosistemas, rede de parques, espacios protegidos y geología de la zona.

La Iglesia Parroquial.
Del s. XVI, de estilo gótico tardío, tiene una bella portada románica, modificada en épocas anteriores, se han descubierto algunas pinturas que todavía no se han catalogado.

En resumen: Torla-Ordesa te gustará y si tienes pensado pasa unos días por la zona este pueblo es uno de los lugares perfectos para pasar un fin de semana disfrutando del Parque Nacional de Ordesa. En él encontrarás varios alojamientos no muy caros pero si muy bonitos y agradables.

Más información: Wikipedia


Dejar comentario