Subida al Peñón de Ifach



Peñón de Ifach

Calpe es conocida principalmente por sus playas y cristalinas aguas pero no lo es menos por uno de los parques naturales más pequeños, pero más bellos de la Comunidad Valenciana: El Peñon de Ifach, todo un símbolo de la Costa Blanca y una altura de 332 metros.

Esta roca, que en su día fue una isla, tiene unos 50.000 metro cuadrados y un kilómetro de longitud. Actualmente está unido a tierra por un estrecho istmo y constituye uno de los accidentes geográficos más bellos, divertidos e impresionantes del litoral mediterráneo.

En el peñón, se han establecido diversos poblados desde tiempos remotos como poblados íberos o romanos y también se han encontrado restos de población que bajó al istmo durante la Edad Media. Este ha sido propiedad de varios particulares hasta que en 1987 pasó a ser propiedad de la Generalitat Valenciana que lo declaró Parque Natural, el más pequeño de la Comunidad Valenciana.

Peñón de Ifach

Un peñón para dominarlos a todos

Es posible llegar hasta el aparcamiento habilitado a pocos metros del centro de visitantes y, seguir a pie la senda que asciende hasta la cima. El recorrido de unas 2h y 30 min de duración comprende una sala de exposiciones y el Centro de Interpretación donde podremos ver un documental sobre el ecosistema del Peñón de Ifach. La subida aunque es corta, es intensa y hay que salvar numerosos obstáculos no siendo recomendable para personas no acostumbradas a caminar por senderos irregulares o subir entre rocas. Y ojo en verano porque no hay nada de sombra así que es imprescindible llevar agua en abundancia y protector solar.

Peñón de Ifach

Peñón de Ifach

El primer tramo llega hasta el túnel de unos 30 m discurre por una senda bastante regular en la que encontraremos dos miradores con preciosas vistas sobre las playas y calas de poniente. Por el interior del túnel acondicionado con maromas de cuerda para evitar resbalones se llega hasta la parte de Levante, donde encontramos esparto, romero, sabinas y enebro. Desde este punto el camino se complica y se inicia un tramo más duro por la pendiente y el relieve que nos lleva hasta la cima y que merece la pena recorrer para tener la sensación de tocar el cielo con la mano y disfrutar de las espectaculares panorámicas sobre el Mediterráneo que en los días más claros alcanza hasta la isla de Ibiza.



Peñón de Ifach

Peñón de Ifach

Nosotros fuimos en agosto y lo recomendamos totalmente. La subida se hace amena, divertida y es un pequeño reto. Eso sí, prepárate para pasar calor si vas en verano ya que como te hemos contado antes no hay sombra. Os recomendamos visitarlo siempre a primera hora de la mañana, primero para evitar el calor del medio día y segundo porque la entrada está restringida y no se permiten muchas personas al mismo tiempo subiendo.

Una vez arriba, tras un último tramo complicado, la recompensa es grande y cualquiera se sentirá un héroe frente a esas espectaculares vistas y esa altura tan considerable. Ahora sólo queda bajar y darse un buen chapuzón las mismas playas que podáis ver desde arriba.



Resumen
6.4/10
6.4 of 10 points 2 reviews
  • 8/10
    ¿Es bonito el entorno? - 8/10
  • 7/10
    ¿Es fácil la ruta? - 7/10
  • 3/10
    ¿Se puede hacer con niños (+ 5 años)? - 3/10
  • 5/10
    ¿Es divertida y variada? - 5/10
  • 9/10
    ¿Volvería a este lugar? - 9/10
Sending
User Review
2.5 (2 votes)

Leave a Reply