Ruta por Peña Cortada y su acueducto ¡Con vídeo!




Peña Cortada Chelva

La ruta que hice este domingo es fácil, sencilla y para todo tipo de personas pero no por ello deja de ser espectacular y curiosa. Chelva es uno de los pueblos más bonitos de Valencia y os recomiendo recorrer sus calles, su entorno natural y visitar sus dos rutas de senderismo principales: La ruta del agua y la ruta que vamos a enseñaré ahora: la ruta de Peña Cortada y su acueducto romano.

La ruta pertenece a varios municipios como Tuejar, Calles, Chelva o Dueño. Nosotros la vamos a hacer desde Calles hasta llegar a un parking donde poder comer y descansar tranquilamente. Seguid leyendo porque las fotos hablan por sí solas y a los más pequeños les va a encantar. ¡Vamos allá!

DATOS DE LA RUTA
  • Circular: No
  • Distancia total: 3,5 Kilómetros (ida)
  • Dificultad: Fácil
  • Nivel acumulado: 263 metros
  • Lugar de inicio: Calles (Ver Mapa)

Peña Cortada Chelva

COMO LLEGAR

Nuestra ruta sale desde Calles, un pueblo muy cerca de Chelva. Una vez estemos en él debemos salir de este hacía el norte, pasando por debajo de la autovía y adentrándonos en el Barranco de Más donde iniciaremos la ruta en sí. Es un camino de tierra pero en el que no tendremos dificultad para pasar con el coche, está en muy buen estado. Si lo preferís podéis dejar el coche en Calles y hacer este tramo andando. Abajo en el mapa tenéis el punto de inicio exacto.

LA RUTA

Tras unos 15 o 20 minutos de haber salido de Calles comenzaremos un pequeño pero intenso ascenso, nada del otro mundo, pero que nos servirá para entrar en calor. Tras cruzar el río y una pequeña subida por unos escalones de piedra volveremos a cruzar de nuevo el río, pero esta vez a través de un puente. Si miramos hacia arriba las vistas son preciosas y nos daremos cuenta que estamos dentro de un cañón de gran belleza.

Peña Cortada Chelva

A partir de aquí la ruta no tiene perdida. El camino está claramente marcado por el sendero que a su vez viene delimitado por unas vallas de madera y señales pintadas en el suelo y rocas de color amarillo y blanco. Vamos tomando altura poco a poco y llegaremos a un mirador. Desde aquí las vistas son muy bonitas y podremos ver el impotente cañón de nuevo, pero esta vez desde arriba. Al fondo veremos Calles, el pueblo de donde venimos.

Peña Cortada Chelva

Seguimos ascendiendo. Llegaremos a otro mirador, lógicamente más alto que el anterior, aunque desde mi punto de vista menos espectacular. Desde este, si miramos hacía la derecha ya podremos ver la Peña Cortada a lo lejos y un poco más hacía atrás el primer gran orificio en la roca por el que debemos entrar. A lo largo del camino disfrutareis mucho del paisaje y la naturaleza que envuelve toda la zona. La naturaleza y el entorno es abrupto, montañoso y con bastante vegetación que hará del día una gran aventura.

Peña Cortada Chelva




Tras ascender un poco más debemos girar a la izquierda. Veréis claramente por donde tenéis que ir pues la roca aparece visiblemente cortada por el ser humano como si de un acueducto se tratase. A partir de este momento la ruta se hará a través de la roca, agujereada por el hombre hace cientos de años. Esta es la parte más espectacular y divertida.

Peña Cortada Chelva
Peña Cortada Chelva

Este tramos tiene una longitud de unos cientos de metros y tanto niños como adultos disfrutaréis a lo grande. Las fotos que estáis viendo hablan por sí mismas. El camino es estrecho, hay que caminar agachados para no golpearnos la cabeza, no hay mucha luz en algunos tramos, puede que haya algo de agua en el suelo que debéis pasar sobre las piedras puestas para este fin… ¡Pero esto es lo divertido! Que nadie se asuste, es muy fácil y no tiene peligro alguno.

Al salir de esta zona llegamos a otra joya que sorprende a todo el mundo: la peña cortada. Un corte de decenas de metros a lo largo y alto de la roca que deja con la boca abierta a todo el mundo. Impresiona el tamaño descomunal de esta y nos hace pensar en lo difícil que tuvo que ser realizar esto hace tantos años sin apenas medios.

Peña Cortada Chelva
Peña Cortada Chelva

Nada más salir de este tramos nos encontraremos con el acueducto. Un acueducto romano que se encuentra en bastante buen estado a través del cual tenemos que pasar. ¡Sí! ¡Impresiona! Es otro de los momentos cumbre de la ruta, pasar por este alto acueducto que dará vértigo a más de uno. Pasadlo con cuidado, sin correr, sin grandes grupos de gente, sin que venga nadie desde el otro extremo y con mucha precaución si hace viento.

Peña Cortada Chelva

Para finalizar y tras este momento de “tensión” continuamos la senda marcada en amarillo y blanco hasta llegar a una zona abierta donde hay un parking habilitado. El lugar perfecto para comer, reponer fuerzas y hacerse unas cuentas fotos. La vuelta se hacer por el mismo sitio, la ruta no es circular en este caso. Existe la posibilidad de hacerla circular pero he elegido hacerla así porque es corta, sencilla y para hacerla en familia es perfecta.

Recuerda que la dificultad está basada en la distancia, el desnivel o el tipo de terreno que podemos encontrarnos. Cada adulto o niño tiene una capacidad diferente y lo que para nosotros nos parece dificultad fácil puede ser considerada dificultad media para otros. Sigue siempre las recomendaciones, usa el sentido común y toma nuestras opiniones como una orientación. Al final, cada persona debe ser quien decida si es o no idónea para hacer la ruta.


Resumen
  • 8/10
    ¿Es bonito el entorno? - 8/10
  • 7/10
    ¿Es fácil la ruta? - 7/10
  • 8/10
    ¿Se puede hacer con niños (+ 5 años)? - 8/10
  • 9/10
    ¿Es divertida y variada? - 9/10
  • 7/10
    ¿Volvería a este lugar? - 7/10
7.8/10
Sending
User Rating 4 (1 vote)

One Response

Dejar comentario