Ruta del agua en Chelva y paso subterráneo de Olinches (¡Con vídeo!)




Ruta del agua en Chelva

El invierno se va quedando atrás, el calor y el buen tiempo empiezan a llegar y es el momento perfecto de retomar rutas más refrescantes y perfectas para el baño cuando las temperaturas nos lo permitan. En esta ocasión os traigo La Ruta del Agua en Chelva, una ruta sencilla para todas las edades, corta e ideal para pasar un día en familia, con amigos y hasta darse un buen chapuzón para los más atrevidos.

La ruta, como os comento, es muy divertida y variada pasando por merenderos, la orilla del río, playas (de río) para darse un baño, pequeñas subida a miradores, gargantas profundas y lo más sorprendente y divertido un túnel bajo la montaña de varias decenas de metros que hacen de esta aventura algo emocionante. ¡Vamos a ello!

Ruta del agua en Chelva

COMO LLEGAR

La ruta original empieza en el pueblo de Chelva, pero nosotros la hicimos desde la zona recreativa Molino Puerto donde ahorramos unos kilómetros para no cansar a los más pequeños. Si vas sin niños y os apetece andar, una visita por el pueblo es más que recomendable debido a sus rica gastronomía y calles de gran belleza. Una vez llegamos a Chelva tenemos que bajar hasta el río buscando el área recreativa mencionada anteriormente: Molino Puerto. Es fácil de encontrar y está señalizada muy bien por todo el pueblo. Una vez dejamos el coche aparcado en esta zona podemos parar para almorzar y jugar un rato con los más pequeños en el parque situado al lado del bar. Encontraréis mesas y zonas de barbacoa para comer aquí una vez terminéis el recorrido.

LA RUTA

Con los coches aparcados seguimos caminando cruzando el río. Encontraremos una señal explicativa y un mapa de la Ruta del Agua. Como nosotros vamos a realizar la versión corta (sólo si vais con niños) tenemos que empezar a caminar hacía la derecha dejando atrás y a la izquierda un puente de piedra.

Ruta del agua en Chelva

A partir de aquí sólo hay que seguir el sendero. No hay caminos alternativos ni bifurcaciones en las que perderse así que la descripción de la ruta será sencilla. A los pocos metros de empezar a andar lo haremos junto a la orilla del río Chelva, el afluente más importante del Turia, adentrándonos en un pequeño bosque que esconde, a la izquierda, un pequeño molino medieval abandonado entre la maleza. Os recomiendo visitarlo, pero con cuidado pues las plantas os impedirán no os lo pondrán fácil.




Ruta del agua en Chelva

Poco a poco las paredes se irán estrechando levantándose imponentes ante ti hasta llegar a lo que se denomina La Playeta, un paraje singular y zona tradicional de baño en verano, una piscina natural preciosa con unas cascadas de fondo que invitar a ser investigadas. El encajonamiento del río y la abundante vegetación forman rincones de gran belleza.

Ruta del agua en Chelva

Dejando la Playeta a nuestras espaldas veremos un sendero que empieza a ascender. Debemos subirlo. Es una pendiente sencilla llena de escalones que facilitan el ascenso. El final esconde una gran recompensa: el paso subterráneo de Olinches. Este túnel de 107 metros excavado con pico y barrena es una de las joyas de la ruta y que hará sentir miedo a más de uno. Tranquilos, pues aunque es bastante largo y en algunas zonas hay que bajar un poco la cabeza es ancho y no produce claustrofobía, pueden pasar varias personas en un sentido y otro sin problemas. Enciende la linterna del móvil pues no hay luz artificial en su interior y dada su longitud, la visibilidad es nula. ¡Os encantará! Por este túnel pasaba el agua desde la presa de Olinches, final de esta ruta, hasta la central eléctrica. El rumor de las cascadas nos acompañara desde el inicio al final de este túnel.

Ruta del agua en Chelva

Tras salir del túnel continuamos caminando. Las vistas son espectaculares y seguimos caminando hasta un mirador. Desde este mirador sube de nuevo el sendero unos pocos metros más hasta llegar de nuevo a otra explanada. Continuamos de nuevo de frente por el camino, esta vez descendiendo, hasta llegar a la presa de Olinches donde hay una pequeña área de descanso. Si nos fijamos aun podemos observar restos de las compuertas y mecanismos que desviaban el agua hacía el túnel que hemos pasado anteriormente.




Ruta del agua en Chelva

Este es el final de la ruta. La ruta original es circular, pero yo hice la ida y le vuelta por el mismo lugar. Contando que vamos con niños y nuestro ritmo es más lento nos llevará entre una hora y media y dos horas hacerla completa. Si van sólo adultos y vuestro ritmo es “normal” en 45 minutos puede estar terminada. ¡Hasta la próxima!

Ruta del agua en Chelva

Recuerda que la dificultad está basada en la distancia, el desnivel o el tipo de terreno que podemos encontrarnos. Cada adulto o niño tiene una capacidad diferente y lo que para nosotros nos parece dificultad fácil puede ser considerada dificultad media para otros. Sigue siempre las recomendaciones, usa el sentido común y toma nuestras opiniones como una orientación. Al final, cada persona debe ser quien decida si es o no idónea para hacer la ruta.


Resumen
  • 8/10
    ¿Es bonito el entorno? - 8/10
  • 10/10
    ¿Es fácil la ruta? - 10/10
  • 9/10
    ¿Se puede hacer con niños (+ 5 años)? - 9/10
  • 8/10
    ¿Es divertida y variada? - 8/10
  • 7/10
    ¿Volvería a este lugar? - 7/10
8.4/10
Sending
User Rating 2 (1 vote)

Dejar comentario