Lagunas de Cañada del Hoyo





Lagunas de Cañada del Hoyo

Todas las rutas tienen elementos comunes, ríos, cascadas, senderos o bosques, pero lo que os vamos a enseñar hoy es único y no lo vais a encontrar en ninguna de las rutas a las que vayáis. Os presentamos Las Lagunas de Cañada del Hoyo en Cuenca.

Esta maravilla está formada por un conjunto de siete pequeñas lagunas de origen cárstico dividas en dos grupos que os contaremos más adelante. Si vais a Cuenca o pasáis cerca bien merece una vista, aunque sea rápida para contemplar estas formaciones tan curiosas que no dejan indiferente a nadie.

Lagunas de Cañada del Hoyo

Estas lagunas se encuentran situadas en la cuenca del río Guadazaón, en la serranía de los Palancares, en los Montes de Cuenca, a 40 km de la ciudad de Cuenca y a 3 km de Cañada del Hoyo. El camino es muy agradable, con buen acceso y sin problemas para aparcar ya que cuenta con una gran explanada para dejar el coche.

Las lagunas se dividen en dos grupos: las del grupo superior formadas por la Laguna de la Gitana, la Laguna del Tejo y el Lagunillo Tejo (laguna más pequeña), y la del grupo inferior formadas por Laguna Parra, Cardenillas, Llana y Lagunillo Tortugas. Las del grupo inferior son más difíciles de ver pues hay que pagar al formar parte del complejo “Siete Leguas”. Cada una de estas lagunas tiene un color diferente, sorprende mucho ir de una a otra y comprobar la gran diferencia de colorido que presentan.

Lagunas de Cañada del Hoyo

Esto realmente no es así. Si cogemos una muestra del agua, cosa que no se puede ya que el acceso es difícil y peligroso, comprobaríamos que el agua es transparente. ¿Cómo es posible ver cada una de un color? Son muchos los factores que hacen que nuestro ojo lo perciba así, pero podríamos decir que se debe principalmente a los microorganismos que viven en el agua, la incidencia de la luz, el momento del día o el material del que se componen el fondo.

Lagunas de Cañada del Hoyo

Si hacemos una investigación, encontraremos por la zona numerosas torcas, como las famosas Torcas de Palancares, sólo que estás están llenas gracias el aporte de agua del acuífero subterráneo, formado por el río Guadazaón, cada vez con menos agua debido a la extracción de esta por el ser humano, como no.

Una ruta más que interesante que nos llevará pocas horas y se hace muy amena y entretenida.

Resumen
  • 6/10
    ¿Es bonito el entorno? - 6/10
  • 10/10
    ¿Es fácil la ruta? - 10/10
  • 8/10
    ¿Se puede hacer con niños (+ 5 años)? - 8/10
  • 5/10
    ¿Es divertida y variada? - 5/10
  • 5/10
    ¿Volvería a este lugar? - 5/10
6.8/10
Sending
User Rating 4.5 (2 votes)

One Response

Dejar comentario