Piscinas Naturales (V): La Foradada





La Foradada

En la pequeña localidad de Cantonigrós encontramos un pequeño rincón, propio de cuento de hadas, una piscina natural con una gran cascada que os encantará: La Foradada.

Esta localidad está en Barcelona, en el municipio de Santa Maria de Corcó. Cantonigrós está en un bello enclave que bien merece la pena visitar y hacer unas de las rutas de senderismo que por allí se encuentran.

Una vez allí debemos cruzar el pueblo buscando el campo de fútbol y desde aquí seguir el cartel informativo de “La Foradada”. Este sendero forma parte del GR-151 y desde esta zona hay un fuerte descenso, que durará unos 20 minutos, hasta llegar abajo. Un paseo que no se hace nada largo pues el camino está formado por encinas, robles y castaños.

Estos árboles nos acompañarán prácticamente hasta el final, dejando casi de sopetón las vistas a esta piscina natural, con lo que la sorpresa es muy agradable. Una vez allí encontraremos una cascada de unos 15 metros de altura, rodeada de grandes y altas rocas que forman la piscina de cristalinas aguas.

Es importante ir en los primeros meses del año, pues en pleno verano no suele tener apenas agua. A la izquierda de dicho salto de agua hay un gran agujero que da nombre al pareje, que para quien no lo sepa “foradada” significa agujereada.

Como piscina natural La Foradada no es de las mejores para pasar un día de baño, aunque sí que os podéis dar un buen chapuzón, pero recomendamos que la visita a la cascada forme parte de una ruta más larga. No es de las mejores, pero sí de las más bonitas ya que en algunas horas del día entra el sol a través del agujero dando lugar a un espectáculo precioso y muy llamativo.





Dejar comentario