Gouffre de Padirac, navegando por un río subterráneo



Gouffre de Padirac

Pocas cosas hay tan sorprendentes y emocionantes que navegar a través de un río subterráneo atravesando una de las simas o grutas más bonitas del mundo. Hoy nos desplazamos hasta la Gouffre de Padirac en Francia para visitarla. ¡No te la pierdas!

En nuestro viaje por el sur de Francia este era uno de los momentos más esperados. Nos encantan las cuevas, las grutas, los ríos subterráneos, las formaciones geológicas extrañas… y esto lo tenía todo, así que lo esperábamos con muchas ganas. Veamos de qué se trata.

La sima tiene aproximadamente 99 m de desnivel con respecto al borde de la abertura de acceso que es impresionante, con un diámetro de aproximadamente 35 m. La cueva, a una profundidad de 103 m, contiene un sistema fluvial subterráneo que en parte es recorrible en barca. Este sistema de cuevas es considerado como «uno de los fenómenos naturales más extraordinarios del Macizo Central».

Según algunos estudios se tiene constancia desde el siglo III d.C pero no fue hasta julio de 1889 cuando fue descubierta por el famoso espeleólogo Edouard Alfred Martel que navegó parte del río subterráneo y exploró alrededor de 2400 metros de túneles y cámaras. La gruta cuenta con varios kilómetros de recorridos aunque no es accesible a todo el mundo.

Gouffre de Padirac



Nosotros compramos la entrada a través de la web para evitar colas y tuvimos la suerte de ir en octubre cuando la afluencia de gente es muy reducida. En los meses de verano tendrás que esperar largas colas para entrar y subirte a una de las barcas, así que como siempre te recomendamos visitarla fuera de la temporada alta.

Gouffre de Padirac

Una vez dentro comienza el descenso. Hazlo por las escaleras y no por el ascensor o te perderás parte del encanto. Es muy impresionante ir bajando poco a poco, ver como desciendes y te vas sintiendo cada vez más pequeño. Parece un escenario sacado de una película y al mirar para arriba te quedarás con la boca abierta. ¡Y lo mejor esta por llegar!

Cuando hayas descendido completamente por las escaleras y hayas hecho decenas de fotos deberás seguir tu recorrido bajando unas nuevas escaleras que se introducen aun más abajo atravesando la pared… ¡Ve abrigado que hace bastante frío! Ahora estás dentro de la sima, si te gustan las cuevas, el entorno te resultará familiar, sólo que aquí la mayor parte del tiempo son galerías muy alargadas, estrechas y muy muy alta, como un largo pasillo.

Al inicio del recorrido, antes de bajar te deben haber dado una audioguía en castellano que se activa automáticamente al ir pasando por sitios clave. No olvides recogerla pues aporta información muy valiosa y ayuda bastante a entender el lugar y su historia.

Tras varios minutos andando llegarás al famoso río. Espera tu turno y sube, aquí empieza la verdadera joya de Gouffre de Padirac, poder navegar en un río subterráneo. El recorrido dura unos 10 minutos y es, como podéis imaginar, muy sorprendente y sobrecogedor. Sus aguas son tranquilas, transparentes y transmiten una gran paz. Disfruta de este momento único. Increíble travesía surcando las aguas del Rivière Plane, que permite circular entre las diferentes salas, en el seno de fisuras verticales horadadas durante los dos últimos millones de años…

Gouffre de Padirac

Llegarás a otro embarcadero donde debes seguir caminando. Ahora entrarás en varias sales enormes, gigantes con varios lagos de agua totalmente cristalina y una altura impresionante. El sitio es sublime y grandioso. La bóveda se eleva, las paredes se agrandan y de ellas surge el Lac de la Pluie… Esta zona de infiltración permanente es una visión única e increíble. El techo más fino y más agrietado deja pasar las gotas de lluvia procedentes de la superficie que alimentan incansablemente este lago subterráneo.

Web para comprar las entradas: GOUFFRE DE PADIRAC



Leave a Reply