Benasque: De Llanos del Hospital a La Besurta




Benasque

Quien no conozca Benasque se pierde una de las zonas más bonitas y variadas de nuestro país y la ruta que os traigo hoy es perfecta para conocer parte de su encanto ¡Y para toda la familia! Se trata de una ruta corta, fácil y asequible para cualquier persona llena de agua, vegetación, bosques, ibones y altos picos como el Aneto. ¡Os va a encantar!

Esta ruta la realicé en 2013 y he decir que es de los lugares más bonitos de los que he visitado. Benasque es una localidad oscense situada en el corazón del Pirineo. Su termino municipal pertenece a dos pueblos: Cerler y Anciles. Si algo caracteriza a Benasque y su valle es la naturaleza con rincones de ensueño, de gran belleza con grandes y famosas cascadas, vías ferratas, rufugios como el de la Renclusa en el que te recomendamos pernoctar una noche, grandes cumbres como el Aneto, Monte Perdido, Perdiguero o el Forau de Aigualluts. Además se encuentra situado entre el Parque Natural Posets-Maladeta y el Monumento Natural de los Glaciares Pirenaicos con lo que la espectacularidad, belleza y singularidad del lugar está asegurada. ¡No me enrollo más. Vamos a la ruta!

Benasque

DATOS DE LA RUTA
  • Circular: No
  • Distancia total: 4,5 Kilómetros (ida)
  • Dificultad: Fácil
  • Nivel acumulado: 223 metros
  • Lugar de inicio: Hospital de Benasque (Ver Mapa)


La ruta transcurre desde el Hospital de Benasque hasta la Besurta formando un recorrido precioso y muy fácil para todas las personas que quieran realizarla, incluso para niños de cierta edad. Se encuentra en el Parque Natural Posets-Malateda que representa como ningún otro el ecosistema de alta montaña con su flora y fauna endémicas algunas de ellas en peligro de extinción. Este parque ofrece infinidad de rutas de montaña, senderismo, pistas de esquí, paseo con raquetas sobre la nieve, escalada y cumbres que casi tocan el cielo como el Aneto o el Posets.

Benasque

Comenzamos la ruta en Llanos del Hospital, justo en el parking del Hospital de Benasque (qué en realidad es un hotel). Se encuentra situado a unos 13 kms al norte de Benasque, en pleno Parque Natural. En el mapa que os he dejado arriba podéis verlo claramente. Cualquier GPS encontrará fácilmente la ubicación poniendo “Hospital de Benasque” o “Llanos del Hospital”.

Benasque

Una vez con el coche aparcado empezamos a caminar valle arriba. Cruzamos el río Ésera y nos dejamos llevar por los varios senderos que encontraremos, al principio todos acaban en el mismo lugar. Ahora te encuentras en LLanos del Hopital y desde aquí ya puedes contemplar el origen glaciar de la zona pues te encuentras un en valle con clara forma de letra U. Según vas caminando y dejando a tus espaldas el hotel encontrarás antiguas ruinas de los hospitales que años atrás abundaban en la zona. Varios carteles informativos te cuentan la historia de estos hospitales. (te he dejado un resumen más abajo).

HISTORIA DE LOS HOSPITALES DE BENASQUE

La zona de la que hemos estado hablando a lo largo de este artículo estaba llena de hospitales, pero nada tiene que ver con la imagen que tenemos actualmente de estos. Estos hospitales tienen una larga historia proveniente de la Edad Media. Los peregrinos durante esta época y muchos siglos después, solían atravesar puertos e intentaban ir de un lugar a otro por los lugares más accesibles sin tener que atravesar las grandes y peligrosas cumbres. Estos caminos eran duros, largos y usan ropas y materiales pobres que hacían un infierno, especialmente en invierno, estos recorridos.

Dichos peregrinos necesitaban lugares de refugio y descanso, y así es como surgieron los Hospitales a ambos lados del Pirineo. Estos hospitales funcionaban como albergues o refugios donde poder descansar, comer, calentarse y curar algunas de las heridas del camino.

El Hospital de Benasque desde el que ha partido nuestra ruta se construyó en el año 1.200 gracias a los Templarios y los Caballeros de San Juan de Jerusalén. El objetivo era facilitar el paso entre Aragón y Francia. Este Hospital fue abandonado tras la Guerra Civil y acabando en la ruina. Actualmente reconstruido es un hotel situado en un enclave privilegiado.

Benasque

Tras leer estos carteles nos veremos de nuevo obligados a cruzar por un pequeño puente de madera el Ésera para, poco después, encontrarnos un desvío señalizado en el que debemos coger la senda de la derecha para empezar a subir un pequeño trecho. En este tramo el paisaje cambia para encontrarnos rodeados de grandes abetos tras los cuales, después de media hora caminando llegaremos a la zona de aludes de Paderna. Seguimos las marcas que encontramos de GR hasta salir a los Ibonets de Plan d`Estan secos y sin agua la mayor parte del año.

Benasque
Benasque

Una vez dejemos atrás estos ibones la senda gira y desciende ligeramente hasta llegar a una pista forestal que debemos seguir unos minutos. Llegaremos a una cabaña preciosa del Pla d`Estan. Dejamos de nuevo la pista y seguimos por una senda. Ahora el camino comienza a ascender levemente hasta llegar a La Besurta.




La Besurta es el final de nuestro recorrido. Esta es una zona de aparcamiento donde se inicia la subida al Aneto entre otras muchas rutas. Este es un lugar perfecto para descansar, tomar algo en el bar o almorzar. La zona es muy bonita y sirve para reponer las fuerzas si tienes pensado seguir con otras rutas o llegar hasta el refugio de la Renclusa. Tambíen te recomendamos subir hasta el Ibón bajo de Villamuerta, un ibón muy recogido que se llena con una preciosa cascada y no te llevará más de una hora llegar a el.

Benasque

La vuelta es igual de sencilla. Puedes hacerlo sobre tus pasos siguiendo la misma ruta de ida o seguir la carretera que te llevará directamente al hotel Hospital de Benasque. Hay un servicios de autobuses (consulta los horarios dependiendo de la época del año) que te llevará directo al aparcamiento donde dejaste el coche. Pero… ¿Quién se atreve a usar un bus y perderse este lugar tan espectacular?

¡Hasta la próxima!

Recuerda que la dificultad está basada en la distancia, el desnivel o el tipo de terreno que podemos encontrarnos. Cada adulto o niño tiene una capacidad diferente y lo que para nosotros nos parece dificultad fácil puede ser considerada dificultad media para otros. Sigue siempre las recomendaciones, usa el sentido común y toma nuestras opiniones como una orientación. Al final, cada persona debe ser quien decida si es o no idónea para hacer la ruta.


Resumen
  • 10/10
    ¿Es bonito el entorno? - 10/10
  • 9/10
    ¿Es fácil la ruta? - 9/10
  • 10/10
    ¿Se puede hacer con niños (+ 5 años)? - 10/10
  • 9/10
    ¿Es divertida y variada? - 9/10
  • 10/10
    ¿Volvería a este lugar? - 10/10
9.6/10
Sending
User Rating 0 (0 votes)

Dejar comentario